jueves, 27 de noviembre de 2008

·Ensayo Reflexivo


Postulado: "El ser profesor en Chile conlleva un gran compromiso y abnegación"

Desarrollo

1.- Una de las habilidades más importantes con las que nace el ser humano, es la del aprendizaje. El hombre nace aprendiendo, y la vida en sí es un proceso continuo de conocimiento.
Hay cosas que la vida misma se encarga de enseñarnos. Sin embargo existe un número mucho mayor de ellas que no sería posible saberlas sin la educación, y es por este motivo que ésta se transforma en uno de los procesos más fundamentales en la vida de cada persona.Como dije anteriormente, la educación, si bien es un fenómeno personal, toma más fuerza si es que el que se encarga de guiar todo el proceso educativo y evolutivo del hombre, está realmente comprometido con su profesión, y es en este punto en el cual quiero detenerme más en profundidad.Al momento de ingresar a estudiar Pedagogía o alguna carrera que tenga que ver con el área educacional, se debe analizar todo lo que eso conlleva. En el fondo, Educar no sólo consiste en ir todos los días a un establecimiento a "repartir" materia, sino que más bien de un acto mucho más compromisorio, en el cual el docente pasa a ser fundamental en la vida de cada alumno.


2.-Idealmente un docente debería cumplir con muchas cualidades que ayudarían a que cada uno de sus pupilos estuviese mejor preparado frente a su futuro.Un buen docente es sinónimo de eficacia, compromiso, calidad, y son muy pocos los docentes que calzan con esa descripción. El MBE (Marco para la Buena Enseñanza) señala claramente cómo tiene que actuar y qué competencias tiene que manejar un profesor. No podemos, como país, dejar de lado que dicho marco es quizás un poco extremista, tomando en cuenta que la realidad que toma es la de un docente con poca cantidad de alumnos a su cargo, y que dispone de un tiempo razonable para realizar todo lo que el documento plantea, probablemente un docente de algún establecimiento particular. Pero no por esto nos tenemos que conformar con el hecho de que como nación no quepamos dentro de los márgenes establecidos por el MBE, sino que, por el contrario, hay que pensar en alguna fórmula de cómo poder desempeñarse de una mejor manera, tomando el MBE como lo "ideal".

3.-En Chile, por ejemplo, cada día se repite la oración "La educación en nuestro país es mediocre", y no se discute esa sentencia. Para nadie es oculto que nuestros profesores no se comprometen con sus alumnos, no se involucran en su mundo (y es obvio, teniendo en cuenta que cada docente tiene al menos 100 alumnos a su cargo), rechazan muchas veces la evaluación a su trabajo, en resumen cumplen muy pocas cualidades para ser educador. La mayoría de los alumnos que ingresan a primer año a la carrera de pedagogía lo hacen por descarte, por no quedarse sin estudiar o por que el puntaje les alcanzo solo para eso, una parte muy limitada de alumnos ingresa a la carrera por vocación por el amor a enseñar y a guiar a los alumnos hacia un futuro mejor, es aquí donde se pierde el sentido de la educación, desde un comienzo, desde que los alumnos optan por la carrera, pero no saben elegir bien y por ende su desempeño es mediocre

Conclusión

¿Las causas? Muchas. El desinterés de los alumnos a la hora de estudiar, los bajos sueldos que desmotivan al profesorado, pero a mi juicio el que más degrada la profesión es la poderosa rutina, y digo poderosa porque se apodera de la mayoría de los docentes mayores de 45 años (probado estadísticamente). Cuando la rutina se toma el protagónico en la vida de un profesor, todo se vuelve aburrido, el interés que algún día hubo por enseñar desaparece, o incluso, dicho textualmente por un profesor que entrevisté para el último informe, "todos los días es un poco más de lo mismo". Con todo esto, es casi obvio afirmar y apoyar la tesis de que nuestra educación es deficiente, pero ¿qué hacemos realmente para cambiar eso, o simplemente nos sentamos en algún lugar a criticar y criticar solamente? Creo que el turno de reprochar ya pasó; ahora es tiempo de dar soluciones al tema. A título personal, considero que las autoridades de nuestro país dan muy poco énfasis al problema educacional que nos invade, dándole quizás más auge a otros problemas que, si bien tienen su grado de importancia, nada es más trascendente que mejorar nuestra educación, que sin ir más lejos es la que nos ha llevado hasta donde estamos actualmente.
Tal vez si el gobierno le diera el valor que realmente tiene la educación en un país, surgirían algunas alternativas para optimizar la calidad del gremio de profesores de Chile, y con esto mejorar también formación de nuestros alumnos que al fin y al cabo son el futuro de nuestro país.
No podemos olvidar tampoco que cada profesor tiene que asumir la responsabilidad que se adjudicó al momento de entrar a estudiar dicha carrera; ése sería el puntapié inicial para comenzar a cambiar la educación en nuestro país, y de esa manera comenzar con un levantamiento económico, cultural, y porqué no abrirnos las puertas a la interacción más constante y explícita con otros países desarrollados del mundo entero.